Saltar al contenido
Para el sol

Lentes para el sol

Las gafas de sol son un accesorio muy interesante, principalmente en verano y no hablamos solamente a nivel estético, reconozcámoslo, se ven muy bien y son un excelente complemento para los looks veraniegos, sin embargo, su uso va más allá de eso y deberíamos ser sumamente conscientes de la importancia de utilizar lentillas de sol para proteger nuestra salud.

¿Por qué son importantes las gafas de sol?

Si hay algo que es incuestionable a nivel climático, es que cada vez corremos más riesgos a la hora de exponernos a los rayos solares, de hecho, cada vez padecemos más el cáncer de piel, y en ese sentido debemos considerar que aproximadamente el 10% de las personas que sufren esta enfermedad lo hacen a nivel de sus párpados, por esta razón es que es de vital importancia que toda persona utilice sus lentes de sol o bien se coloque protector solar sobre los párpados, algo sumamente incómodo, pero igual de útil.

Por otra parte, también debemos considerar que los rayos UV afectan de forma muy importante nuestra visión, fomentando no solo la aparición de cataratas, sino también acelerando el proceso degenerativo de la macula, lo que nos llevará a una degradación de nuestra visión y nos llevará a una posición sin vuelta atrás ya que no existe cura para la degeneración macular.

Diferencias entre los tipos de lentes

Existen distintos tipos de cristales que se aplican a las gafas para el sol con el fin de mitigar el impacto de los rayos UV, mejorando nuestra visión y disminuyendo su impacto sobre nuestra salud de forma considerable.

  • Cristales polarizados: seguramente en esos días soleados de verano habrás notado que en ocasiones los rayos de sol se reflejan hacia nuestros ojos, lo que nos deslumbra o encandila, esto podemos notarlo principalmente en charcos, espejos, etc. Este tipo de cristal lo que hacen es filtrar esa luz molesta, por esto se recomienda su utilización para quienes pasan muchas horas manejando o realizan deportes acuáticos.
  • Lentes tipo espejo: estos cristales reflejan la luz solar, por lo que producen un efecto espejo en ella, este tipo de cristal es más recomendado cuando estaremos expuestos a la luz solar durante largas horas, esto es así porque la superficie hace que los rayos UV se reflejen, rebotando y no dirigiéndose hacia nuestros ojos, ideal cuando vamos a la playa o visitamos regiones nevadas.
  • Antirreflejo en cara interna: esto es más bien un tratamiento que se le puede aplicar a los distintos tipos de cristales, su finalidad es la de atenuar los reflejos laterales que puedan incidir en nuestros lentes, de esta forma se consigue una visión mucho más confortable y se reducen en gran medida los deslumbramientos.